domingo, 2 de noviembre de 2008

Diálogo de Sócrates. El Triple Filtro.

Muchas veces me he encontrado en la situación de ganarme el título de defensora de causas perdidas, abogado del diablo o mastín de quien fuese.

Y yo muchas veces me he preguntado por la necesidad de perder el tiempo en batallitas, con la de luchas verdaderamente importantes que hay por ganar.

Jamás entenderé lo que mueve a un amigo mio a hablar mal de otro amigo mio y aplicar ese demoledor "Estas conmigo o contra mí" pero me reconforta saber que alguien como Sócrates pensaba y sentía como yo, en esta materia...

DIÁLOGO DE SÓCRATES

Los tres filtros:

Verdad, Bondad, Utilidad



- ¿Sabes, Sócrates, lo que acabo de oír sobre uno de tus discípulos?

- Antes me gustaría que pasaras la prueba del triple filtro. El primero es el de la Verdad. ¿Estás seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

- Me acabo de enterar y ...

- ... o sea, que no sabes si es cierto. El segundo filtro es el de la Bondad. ¿Quieres contarme algo bueno sobre mi discípulo?

- Todo lo contrario.

- Conque quieres contarme algo malo de él y sin saber si es cierto. No obstante aún podría pasar el tercer filtro, el de la Utilidad, ¿me va a ser útil?

- No mucho.

- Si no es ni cierto, ni bueno, ni útil, ¿para qué contarlo?


Gracias a Chema por el envío
(un besote Precioso)


13 comentarios:

Alberto Bueno dijo...

Ya conocía el Triple Filtro de Sócrates. Cosa tan sencilla y a la vez tan útil, pocas veces se ha visto. Sin embargo, qué poco lo usamos. El morbo, el "malmeter"... nos llama mucho más la atención y nos atrae más.

Respecto a lo primero que dices en esta entrada... quizás así estés demostrando que eres más inteligente que el resto. Te lo digo en serio, sin peloteos que valgan.

Besos

Jesús Lens dijo...

Como dice Alberto, nos mola más lo contrario: el rumor, la maledicencia y la crítica sin fundamento. Qué lejor estamos de los socráticos y los epicúreos, que son mis héroes...

Ana G. Mariscal dijo...

Lo innecesarias que son la mayoría de cosas que escuchamos al día y lo poco que nos quejamos de ello.

Muchas gracias por recordarnos que este tipo de cosas se escribieron hace siglos.

Bomarzo dijo...

Una gran enbtrada Vane. Un filtro que, con tu permiso, guardo en mi cajón de cosas a usar, si sé hacerlo, claro.

Sielitolindo dijo...

Alberto, creo que serías la última persona que me pelotearía...jajaja! Sé que lo dices de corazón, gracias. Pero fíjate que no se trata de inteligencia, más bien es un grito desesperado de "ya basta"...Tener amigos dentro de la política es muy complicado porque en cuanto ocurre cualquier cosa, la gente tiende a culpabilizarse los unos a los otros, a veces usando temas personales como arma arrojadiza...Y YO NO PASO POR AHÍ!

Jesús, estamos tan lejos como queramos estar. Ser así implica un precio muy alto de perder amistades que considerabas valiosas o incluso perder la opción de subir algún escalafón si te "congracias con"... Pero a mi me puede más el cariño a mi gente.

Anita, mi niña, gracias a ti porque hace años que somos amigas y siempre te he visto respetar este triple filtro, chapeau! Eres un solete.

Bo, muchas gracias por tener la voluntad de querer usarlo, eso ya dice mucho de ti...


Sabéis que os adoro ¿verdad? Mil y un besos!!!

Nefer dijo...

Sielito, niña, me sorprendes eres hasta filósofa!! el puñetero de Sócrates sí que sabía, lástima que hayamos heredado tan poco de él, y lo poco nos lo restreguemos por los bajos fondos. Más bondad, más verdad y más utilidad es lo que hace falta en este mundo de mier...

Besillos guapa.

Bo Peep dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. No conocía ese triple filtro de Sócrates, pero uno de mis lemas es: Si no tienes nada bueno que decir de alguien lo mejor será que te calles. :)

Anónimo dijo...

Vane, ¡lo que Sócrates hubiera aprendido contigo!
Al margen del pitorreo, es muy cierto.
Rigoletto

Sielitolindo dijo...

Nefer,tal y como le he dicho a Jesús, es cuestión nuestra aplicarlo o no, nunca es tarde. Yo te aseguro que a estas alturas tendría un trabajo mejor y más "amigos" de no ser por esto, pero lo tengo mu clarito: Mis amigos, blogamigos y compañeros son intocables.

Bo Peep, ay mi preciosa mujer de rojo ¡qué razón tienes! Por favor, no cambies esa idea nunca.

Rigo, Rigoooo!! No seas cafre, canalla...jajaja!! Miedo me daría Sócrates a mi lado, en dos días se pega un tiro o acaba haciendo el baile del "vogue"...o montando una corriente dentro de IU...jajajajaj!!


Ay mis niños bloggeros, qué os quiero!!!!!!!!!

¡¡¡¡MuAaAaAaAaC!!!!

Anónimo dijo...

Y yo que creía que había dejado un comentario aquí el otro día. Ay, cada día más cuajá :-). Muy útil e interesante tu post. Tb lo usaré.


Besos,

Claro

Manu dijo...

Yo prefiero los diálogos de Dieguete a los de Sócrates ;). Recuerdo que un profe (que en la actualidad se dedica a la política), de las primeras cosas que explicaba en su asignatura era una definición de política que, + ó -, venía a decir que la política es el arte de convencer a los demás para que hagan lo que nosotros queremos, creyendo que hacen lo que ellos quieren.>Tócate las narices!. El triple filtro guay, pero Sócrates nunca hizo política, ¿no?; aunque si se puede compaginar pues genial.
Esta Vane haciendonos de de pensar, ...que malosa ;)
Bsos.

Juan Antonio dijo...

Sócrates era sabio, querida Vane. Un poco carca, visto desde nuestra perspectiva actual. Pero mucho menos que Platón, desde luego. Pero la sabiduría compartía su jergón, no cabe duda.

Si aplicáramos esos principios, el mundo sería mucho mejor. Aburrido, pero mejor.

Besos.

Anónimo dijo...

Sólo quería saber si todo va bien.

Besotes,

Claro